fbpx

Dopamina, una sustancia peligrosa en el trading

Dopamina, una sustancia peligrosa en el trading

La dopamina, también conocida como la sustancia del placer, es liberada desde varias partes del cerebro, entre las cuales se destacan el área tegmental ventral, la amígdala e incluso desde el neocórtex: el cerebro racional.

El área tegmental ventral (ATV), está implicada directamente con el sistema de recompensa natural del cerebro, el cual juega un papel muy importante en la cognición, motivación, el orgasmo y emociones intensas en general. El papel principal de la amígdala es el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales.

El cerebro está programado para liberar dopamina ante acciones que aseguren la preservación de la raza, sin embargo, también es producida ante emociones fuertes. Para el cerebro la dopamina es la recompensa que obtiene luego de un evento que la desata, el problema radica, en que al cerebro le encanta recibir su recompensa y siempre anda buscando que ejecutemos acciones para conseguir su tan anhelado premio.

Cuando un Trader gana una operación, se genera euforia, la cual a su vez desencadena liberación de dopamina, provocando que el trader sienta aún más felicidad y excitación. El cerebro aprende que, si el trader gana una operación, recibirá una dosis de recompensa y empieza a mandarle señales químicas a nivel del inconsciente, incitándolo a operar de nuevo en el mercado, con el fin de obtener su recompensa.

Es por esta razón química, que cada vez que un trader gana una operación, se siente confiado y tentado a ejecutar una operación en el mercado con la más mínima señal de compra o venta, haciendo caso omiso a las reglas y parámetros establecidos en su trading plan. Lo complejo del asunto es que el trader no es consciente de la manipulación de la que está siendo víctima, propiciada por su propio cerebro, y termina comprando o vendiendo sin las razones técnicas suficientes, e incluso con un apalancamiento mayor al normal, ya que el cerebro sabe que, a mayor apalancamiento, mayor ganancia esperada y por ende una mayor dosis de su droga preferida, la dopamina.

Para evitar ser víctimas de nuestro propio cerebro, lo primero que debemos identificar, es que esas ganas inexplicables de entrar al mercado luego de una operación ganadora, son una trampa de nuestro cerebro; lo segundo, es ser conscientes que esa operación ganadora es gracias a nuestra estrategia de trading que nos brinda ventaja estadística frente al mercado, por lo cual es normal que ganemos; por tercero y último debemos activar desde la razón un protocolo de verificación que nos obligue a cumplir a cabalidad, en las siguientes operaciones de mercado, todas las reglas de su estrategia de trading y de Money Management estipuladas en el trading plan.

¿Tiene dudas? Agende su cita personalizada Aquí.

¡Feliz Trading!

Este artículo es propiedad intelectual de UdeTraders, fue publicado primero en AxiTrader: Aquí.

Share this post


1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by

Watch Dragon ball super